Cómo saber si un kiwi está maduro y degustar esta rica fruta en su punto

Cómo saber si un kiwi está maduro

Cómo saber si un kiwi está maduro te evita llevarte un mal sabor de boca con una fruta que es toda una delicia.

Los kiwis tienen un sabor cítrico en mayor o menor intensidad dependiendo de la variedad y más vitamina C que las naranjas (¡ojo al dato!).

Por lo que darle un bocado a un kiwi que no está en su punto exacto de maduración es una experiencia, digamos… un tanto ácida.

Pero para aprender a saber si un kiwi está maduro primero tienes que conocer es su proceso.

Así que vamos a ello.

El proceso de maduración natural de un kiwi: del árbol a tu mesa

El kiwi es una fruta que no madura en el árbol, sino que termina su proceso una vez recolectado.

Esto siempre y cuando no se mantenga en cámaras frigoríficas.

Porque el frío corta de manera súbita su proceso de maduración y es uno de los motivos por los que a veces los kiwis que compras en el súper no tienes apenas sabor.

Porque están madurados de manera artificial.

Así que ya sabes la primera regla: si quieres madurar tus kiwis para degustarlos con todo su sabor mantenlos fuera de la nevera.

Cómo saber si un kiwi está maduro: 3 formas para descubrirlo

Como sabes, en La Patrona apostamos por los procesos naturales de las frutas para saborearlas con todas sus propiedades nutricionales.

Además tengo comprobado que cuando dejas a la naturaleza hacer su trabajo, ella nos devuelve unas piezas con un aroma auténtico y una jugosidad que te aseguro que no te dan los grandes supermercados.

Dicho esto, te cuento cómo saber si un kiwi está maduro y aprovechar todos sus beneficios.

Degustar kiwis maduros

Debemos echar mano de 3 de nuestros sentidos, fíjate:

Con la vista

El color del kiwi te puede dar muy buenas pistas de su grado de maduración.

Si la piel tiene un tono tirando a verdoso…¡alto!

Con toda probabilidad esa pieza no está lista para comer.

En cambio, si percibes que la piel tiene un tono marrón tirando a café, eso indica que debe ser degustado en breve.

Si se trata de un Kiwi Summer (el verde) esos pelitos que cubren todo el kiwi también deben tener este tono marrón. 

Si tira a verde… ya sabes: no está listo para comer.

Otra pista visual es su forma.

Mira bien que el kiwi tenga una forma más bien regordeta, porque si tiene una forma más bien alargada quiere decir que todavía necesita de tiempo de maduración.

Con el olfato 

¿Te da en la nariz que ese kiwi está verde?

Pues precisamente el olfato es otro de los sentidos que te ayudan a saber si el kiwi está maduro.

Acércate a olerlo por la zona del rabito (por el que estaba unido al árbol) en busca de un aroma entre dulce y afrutado.

¿Lo percibes? Pues el kiwi está maduro.

Si no hueles nada de nada… sigue probando porque ese kiwi no está todavía para consumir.

El tacto 

Presta mucha atención a lo siguiente porque el tacto es la prueba final para saber si un kiwi está maduro.

Coge la pieza, apóyala en la palma de tu mano y ciérrala suavemente. Palpa con mucha suavidad con tu mano.

Si encuentras que la textura es suave, firme y parece que está hueco por dentro, con toda probabilidad el kiwi está en su punto de maduración.

Prueba a hacer este test con diferentes piezas para notar la diferencia entre unas y otras.

Si al apretar ligeramente la fruta está muy dura, está claro: el kiwi no está maduro.

En cambio, si percibes que está muy blando y rugoso, lo más probable es que esté pasado.

 Kiwis en su rama

¿Cómo hago madurar un kiwi? 

Ya hemos visto la manera que tienes de saber si un kiwi está maduro.

Lo siguiente es saber cómo puedes ayudarle a madurar para tomarlo lo antes posible respetando su proceso natural.

Aquí vienen mis consejos.

Dejar madurar en el frutero 

Esta es la mejor opción sin duda alguna, siempre que mantengas los kiwis en un lugar seco.

Simplemente debes dejarlos que reposen en un frutero o similar (nunca dentro de una bolsa de plástico) y dejar que la naturaleza haga su labor.

Es importante que controles la temperatura del espacio donde vas a dejar madurar los kiwis, porque si los mantienes en una habitación más cálida, los kiwis madurarán antes.

En cualquier caso es conveniente que los revises todos los días y que te los comas inmediatamente cuando notes que ya están maduros para evitar desperdiciar tan rico manjar.

Dejar madurar junto a otras frutas 

Si estás impaciente por degustar tus kiwis, una manera de ayudarles a madurar sin que medien procesos artificiales es mantenerlos cerca de frutas como el plátano o la manzana.

Estas frutas aceleran el proceso de maduración de forma natural por el gas etileno que emiten pero...

¡Cuidado que no se te pasen!

Para ello puedes usar una bolsa, preferiblemente de papel y así no vertimos más plásticos a nuestro planeta, ¿no te parece?

En la nevera 

Como te dije antes, la nevera ralentiza el proceso de maduración del kiwi, por lo que puedes usarla (con moderación, eso sí) si quieres mantener tus kiwis por largo tiempo.

Evita que toquen las paredes de la nevera y lo más importante: ponlos en un lugar visible para no olvidarte de ellos.

Kiwis de temporada de La Patrona

Ya ves que saber si un kiwi está maduro es solo cuestión de conocer su proceso natural y conocer algunos trucazos para degustar esta fruta tan sabrosa.

Si te apetece practicar todo lo que te acabo de contar nada mejor que con una caja de kiwis de La Patrona: de los Kiwis Summer, los Kiwis Sorelli o un mix de los dos, lo que prefieras.

Cultivamos y recolectados respetando sin usar máquinas y respetando su proceso natural de maduración.

Como no podía ser de otra forma 😉.

Dejar un comentario